El sentimiento más hermoso

El sentimiento más hermoso
El amor es lo más hermoso que puedes conocer, si alguna vez has amado o estas amando en estos momentos, da gracias por haber sentido o sentir esta emoción, esta pasión, esta alegria que se construye con amor.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Necesidad...

¿Cuánto nos hace falta la inteligencia emocional?

Yo pensaba que bastaba con matenerse con vida,
en este sitio tan complicado,
entra tanta gente complicada.

Pero la verdad, es que eso no es suficiente.

Ojalá pudiéramos manejar bien nuestras emociones,
reconocerlas a tiempo,
aceptarlas, y aceptar la de los demás.

Ojala fuéramos tan inteligentes emocionalmente,
para andar por la vida actuando sin ocasionar caos.

Lo que me consuela, es que podemos adquirir habilidades emocionales,
y enfrentarnos a la vida y a las personas,
dando siempre lo mejor.

Finalmente cuando no reconocemos nuestras emociones,
cuando no las manejamos adecuadamente,
no sólo dañamos a los que nos rodean,
también nos dañamos...

Los recuerdos también dañan...

Vivir recordando no siempre es lo mejor,
ya que algunos recuerdos que mantenemos con vida,
son de historias o momentos que nos lastiman.

Los recuerdos también dañan..

Observa en tu interior...
Cuando piensas en aquello que no has podido olvidar,
dentro de tu ser se mueven cosas,,,
emociones que a veces impacientan o incomodad.

¡No te quedes callad@!

Habla con alguien...

Con la luna,
con las estrellas,
con tu amig@ o tu parej@

o asiste al psicólogo.

Patricia May.


Tomado del libro de sus recuerdos.

Ella recordaba tantas cosas que había intentado olvidar,
recordaba algunos detalles que no pretendía conservar,
recordaba a personas que no tenía porque recordar,
recordaba, recordaba...
tenía tan mala memoria,
pero hay cosas que no olvidaba..

Ella seguía con vida en este sitio,
perdiendo las ganas de seguir con vida,
porque todo aquello que recordaba,
simplemente no le servía
y por más que intentaba,
olvidarlo no podía.

Ella tenía un libro de recuerdos
que leí de vez en cuando
mientras viajaba hacia algún lugar
o se iba al trabajo,

¿Acaso algún día podría llegar a olvidar todo aquello?

Ella no lo sabía...

Patricia May.

Mala memoria

Su mala memoria le ha hecho olvidarse de la razón que tiene para vivir...

Ayer caminaba por la calle, pensando en que necesitaba que le recordaran la razón por la que debía seguir... e inclusive la razón por la cuál debería morir...
Avanzó más de 10 calles y las respuestas no le llegaron, simplemente siguió su camino.


Patricia May.